lunes, 4 de junio de 2018

A VECES, LOS RECUERDOS CAEN




A veces, los recuerdos caen en gotas de lluvia mansa, mojando el camino, sin camino, la soledad que resiste.Otras se acurrucan en las fibras más sensibles de la piel; parecen aves heridas buscando refugio en la ternura.
Hoy, me he detenido en algunos, como quien toma un poco de néctar para endulzar el vacío, y la niña que fue, me ha sonreído y ha perfumado las ruinas -mis ruinas- con flores de azahar.














NO SÉ SI VOY O REGRESO




No sé si voy o regreso. La línea que separa pasado del presente es frágil como un suspiro. Ha vuelto a nevar, o así lo siento. Fría es la caricia inexistente, temblor de alondra buscando cobijo en cualquier corazón que la ampare. Me desarma el tiempo, y, como siempre, acudo a la llamada del mar.
























viernes, 20 de abril de 2018

MARCHITA LA ROSA




























Marchita la rosa

¿ a quién suplicar su perfume?


Tengo barro en los pies,

llagas en la mirada, gris,

de tantas nubes de lluvia.


No sé cómo desenredar

mi tela de araña

y ascender hacia espacios

reservados a la esperanza,

que aún  me espera.


Mientras,

enciendo una hoguera

con hojas caídas de otoño

para calentar la luz del alba,

mis cicatrices.







sábado, 6 de enero de 2018

ME GUSTA LA LLUVIA


















Me gusta la lluvia, sea lunes, martes, domingo o día de Reyes. Me gusta sentirla sobre la piel o piel adentro, como regalo de vida y creadora de sueños. Me gusta su música pura: nostalgia de canciones pasadas, o de otras por componer. Calmar la sed de esperanza con cada una de sus gotas y llenar la copa de la gratitud, por ser, estar y sentir. Sí, me gusta la lluvia. ( Creo que también le gusto a ella ).